“Joyas de Pasar”: Las joyas de la Familia Real española (IV)

A pesar de la ausencia de “Joyas de la Corona”, la Familia Real española disfruta en la actualidad de una notable colección de obras de joyería.

La mayoría de ellas pertenecieron a la reina Victoria Eugenia, que, gran amante de las joyas de alto valor, recibió varias piezas para su boda con el rey Alfonso XIII o las fue adquiriendo ya como reina.

Hoy finalizamos el repaso a las joyas más importantes y que más suelen ser vistas del «joyero real». Podéis encontrar los artículos anteriores desde los siguientes links.

“Joyas de Pasar”: Las joyas de la Familia Real española (I) (II) y (III).

Limited Pictures

El collar de 37 perlas grandes

Se lo regaló Alfonso XII en 1878 a la reina María de las Mercedes primera esposa de Alfonso XII y pagó por él 250.000 pesetas a la firma J. Vaillant de San Petersburgo. Este collar tenía originariamente 41 perlas y pesaba más de dos kilos. A la muerte de la reina María de las Mercedes a los 18 años, el collar fue heredado por la Reina Victoria Eugenia, quien hizo quitar cuatro perlas.

Es la pieza de mayor valor de la Familia Real, dicho por los expertos. Quizá sea la joya más valiosa de la Familia Real Española por el tamaño de sus piezas y el broche de brillantes que lo cierra.

Tanto la reina Victoria Eugenia como la Reina Sofía lo han lucido en grandes ocasiones, con la perla peregrina colgando de él; de hecho, la reina Sofia lo lució en la boda de la Infanta Elena.

Hay discordancia en la fecha de estreno por parte de la reina Letizia de este collar: unos opinan que fue la primera joya de pasar estrenada por la reina, durante los premios Princesa de Asturias de octubre de 2015; otros, lo estrenó en octubre de 2018 en la visita del presidente alemán la reina María Cristina.

La Perla Peregrina

Perla de tamaño y forma inusual, extraño brillo y forma de lágrima considerada una de las gemas más valiosas y legendarias de la historia de Europa. Descubierta en el Golfo de Panamá en 1569, adquirida por el rey Felipe II de España por 9000 ducados y pasó a formar parte de las joyas de la Corona de España.

Las reinas de España la han lucido pendiendo de un broche de brillantes o como complemento en un collar de perlas.

En la Guerra de la Independencia, José Bonaparte, hermano de Napoleón, la sacó de España, pero Alfonso XIII la recompró para Victoria Eugenia.

Alrededor de esta esfera de nácar hay unas cuantas historias; la más extendida la de su autenticidad. Se llegó a decir que la genuina era la que Richard Burton regaló a Liz Taylor.

La reina doña Letizia la estrenó el 12 de octubre de 2017, durante el desfile militar de la Fiesta Nacional.

Gtres

Broche de perla grande gris

Se trata de un broche con un perla central, rodeada de brillantes, del que suele pender la perla peregrina.

FORODINASTIAS

Cuatro hilos cortos de perlas grandes

Es un collar de perlas que solía ponerse muy a menudo la Reina Victoria Eugenia. Fue modificando en longitud en función de las modas de la época. Los expertos dudan de si fue un regalo de bodas o adquirido personalmente por la propia reina.

Este collar solo ha sido lucido por la entonces princesa Sofía en la vista al Vaticano para pedir la bula papal para su boda.

Tras la muerte de la reina Victoria Eugenia, se sabe que esta joya está en manos de la Familia Real; pero nunca ha sido usada por ninguna de las reinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *