"Era un soñador" portada

El director madrileño sorprende una vez más con su último largometraje de animación, «Era un Soñador», una obra que promete sumergir a los espectadores en un viaje emocional y diferente.

Con este séptimo largometraje, Pedro Alonso Pablos continúa explorando la técnica del «solo filmmaking», donde es prácticamente el único autor de todos los procesos de creación de la película. Esta aproximación le brinda una libertad absoluta y da como resultado un producto cinematográfico alejado de los convencionalismos estéticos y comerciales del género de animación.

SINOPSIS

«Era un Soñador» se presenta como un cuento clásico narrado por la figura de una abuela, llevando a los espectadores a los anhelos de cambio y la lucha por alcanzarlos. La trama sigue la historia de una princesa triste recluida por su padre, el rey, quien logra escapar de su cautiverio y se encuentra con un pastor que tiene una curiosa teoría sobre los sueños.

La película, con una duración de 65 minutos, cuenta con la colaboración de María Barrios Naharro, quien presta su voz al personaje de la princesa. Desde el 14 de Febrero, los espectadores podrán disfrutar de «Era un Soñador» a través de la plataforma «Pliski»

DIRECTOR

Pedro Alonso Pablos, reconocido director y productor con seis largometrajes previos, numerosos cortometrajes y series, se destaca por su estilo definido y personal en el ámbito de la animación. Entre sus trabajos anteriores se encuentran adaptaciones de las «Leyendas de Bécquer», «Los cuentos de la Alhambra» de Washington Irving y «Fabulillas», entre otros.

En sus declaraciones, Pedro Alonso Pablos revela su motivación por hacer películas de animación, destacando la posibilidad de crear ambientes de fantasía y transmitir un mensaje artístico. Su enfoque meticuloso y su compromiso con la singularidad hacen que sus películas se distingan en el panorama cinematográfico actual: «Sin ánimo de parecer pedante, siempre he intentado hacer algo distinto, especial y único»

Con una metodología de trabajo que combina la elaboración del guion, la grabación del audio y el dibujo de las escenas, Pedro Alonso Pablos emplea alrededor de un año para completar cada largometraje. Su proceso detallado y laborioso se refleja en la calidad y coherencia de sus obras, las cuales buscan ofrecer algo distinto, especial y único a su audiencia.

Para el director, algo que las hace diferentes es el hecho de hacerlo todo el mismo: «El hecho que las haya realizado prácticamente en solitario, además de suponer, en mi opinión, un hecho diferencial insólito, me permite también afinar lo que quiero comunicar en cada película, ensamblando dialogos y música e imagenes en 2D, lo que confiere a mi obra un carácter especial.»

«Era un Soñador» promete ser una experiencia cinematográfica inolvidable, donde la creatividad y la emotividad se fusionan para transportar a los espectadores a un mundo de sueños y reflexiones sobre la lucha por la libertad y la realización personal.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *