Un ángel siempre presente

Un ángel siempre vuela alto.

La vida es efímera, por eso es importante aprovechar cada momento como si fuera el último. Desgraciadamente, el fallecimiento de un ser querido afecta a nivel emocional, pero el día a día continúa, por lo tanto, la gran fortaleza que aflora en ese instante es una experiencia más. Por el contrario, basta de lamentaciones, nadie es el dueño de un destino, el tiempo no puede volver atrás. El presente es el que importa porque también se desconoce el futuro, no se puede predecir qué pasará mañana.

Nadie ha sido capaz de reconocer qué hay en el más allá, o sea, fuera de la vida terrenal. La creencia religiosa indica que el alma de una persona fallecida asciende al cielo, cosa que puede ser cierta o no. En este caso, se puede acudir a la literatura religiosa de San Juan de la Cruz para establecer la importancia de la vía purgativa, iluminativa y unitiva. Todas ellas colaboran en la fusión del alma con Dios. Esta realidad se puede tomar como ejemplo, de hecho, cuando una persona acumula varios golpes de suerte en la vida lo suele atribuir a un ser querido que ha abandonado este mundo.

¿Existe un ángel que actúa sobre nosotros?

Es algo que no se sabe con certeza, depende muchas veces de las creencias de cada persona. Hay seres que creen en la alineación de los astros para que no sucedan desgracias, o bien se decantan por el buen hacer para que ocurran situaciones positivas. Nadie elige su destino, somos como una pluma movida por un viento suave o fuerte, dependiendo de múltiples circunstancias. Un día puedes estar en la cima, en cambio, al día siguiente puedes verte abocado en el más absoluto infierno. Para evitar esto, no debes reparar demasiado en las cosas materiales porque son cambiantes; mejor céntrate en hacer felices a las personas que te rodean, así te sentirás realizado. Además, se agradecerá tu trabajo y esfuerzo.

¿Qué es la vida?

Un largo camino donde la persona evoluciona con el transcurso de los años. A lo largo de ese tiempo puede encontrarse con baches y obstáculos que dificulten su realización. Sin embargo, también existen las flores, las cuales desprenden un aroma suave y atractivo, indicando que todo está bajo control, reinando la paz y la armonía. Desde el nacimiento, ya estamos preparados para todo, aunque se necesita de un cuidado y una admiración especial para favorecer un crecimiento sano y agradable.

¡Jamás te rindas, siempre habrá alguien que te acompaña!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *