El cuco incuba en Filmin

La plataforma digital Filmin ha demostrado que tiene una idea del cine abarcadora y sagaz. Ficción y documentales, animados y cine de autor, entretenimiento y películas para meditar. Ahora anuncia para el próximo 12 de enero el estreno de El cuco (2023), una realización de Mar Targarona que ya se había probado en cines con muy buena acogida.  

Anna y Marc (Belén Cuesta y Jorge Suquet) van a tener un hijo, pero antes viajan a Alemania para unas vacaciones. Ojo, que no lo hacen de la manera más natural, sino mediante un raro trueque. Residirán en la residencia de unos ancianos acaudalados, que a cambio aceptan ocupar el modesto apartamento español de nuestros héroes. ¿No es lo que hace el cuco, ese pájaro que ocupa nidos ajenos?  “La historia recuerda a Hansel y Gretel caminando hacia esa casa hecha de caramelo que les atrapará en una trampa mortal», ha dicho Mar Targarona sobre su película, calificada como un thriller español con tintes de terror sobrenatural.

EL CUCO ESTÁ BAJO ACECHO

Con El cuco Mar Targarona vuelve al cine de género, en colaboración con los guionistas Alfred Pérez-Fargas y Roger Danès, con quienes ya había trabajado en El fotógrafo de Mauthausen. En esta ocasión, la cineasta se inspira en la icónica cinta de suspense La semilla del diablo y recoge el mito de El retrato de Dorian Gray, la conocida novela de Oscar Wilde sobre la eterna juventud.

La directora y los protagonistas

Mar Targarona nació en Barcelona en 1953 y es directora, productora y actriz. Fue miembro fundador de la compañía Dagoll Dagom. Como directora, ha filmado Muere, mi vida, Secuestro, El fotógrafo de Mathausen (nominada a cuatro premios Goya), Dos y ahora El cuco, “un thriller sobrenatural visualmente elegante con un suspense que elude los sustos gratuitos», de acuerdo con la opinión de Fotogramas

Cuando el 12 de enero Filmin despliegue la alfombra roja frente a El cuco, tendremos una nueva oportunidad de verificar las posibilidades narrativas de una historia capaz de encerrar varias sorpresas.  Hasta el momento de revelárnoslas, para que comprobemos que el buen cine es capaz de eludir los referentes y los lugares comunes, por más que los use como punto de partida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *