Krampus, el demonio «robaniños» de la Navidad

Los niños austriacos y alemanes tienen que tener mucho cuidado cuando se acerca la Navidad, ya que si se han portado de manera desobediente o no les gusta las fiestas navideñas, pueden ser raptados por un ser espantoso llamado Krampus. El aspecto de esta criatura no es nada sexi, mitad diablo mitad cabra, azota a los más pequeños con varas de abedul para «convencerlos» de que se porten bien, y si no lo consigue, se los llevará al inframundo para siempre.

Krampus, es una especie de acompañante de San Nicolás. Uno hace el papel de bondadoso, mientras el otro echa espumarajos por la boca asustando a todo bicho viviente que va encontrando por su camino. Podríamos decir que hace el trabajo sucio de San Nicolás.

La palabra Krampus viene de la palabra alemana Krampren, la cual significa garra. Su aspecto está inspirado en los faunos y se piensa que dentro de la mitología nórdica es hijo de Hel, a su vez hija de Loki y encargada del inframundo. El reino de Hel, es la última morada de los que mueren sin honor. El aspecto de este ser mitológico es un tanto inquietante, ya que la mitad de su cuerpo es el de una hermosa mujer y la otra la de un cadáver en descomposición. Esta señora sí que tenía un solo perfil bueno…

Krampus, el demonio "robaniños" de la Navidad

El encantador hijo de Hel, Krampus, y San Nicolás, visitan el mundo de los vivos el 5 de diciembre por la noche. Si los niños se han portado bien, les dejarán un regalo, y si no, encontrarán en su zapato la vara de abedul. Durante un tiempo, la Iglesia Católica prohibió que se celebrase el día de Krampus por que lo consideraban algo desagradable y un tanto escandaloso. Por otra parte, cuando los nazis llegaron al poder también lo prohibieron porque estaban convencidos de que era un invento socialdemócrata para ridiculizarlos a ellos. Ya sabemos lo susceptibles que eran los nazis…

El Krampus está más vivo que nunca actualmente en Austria y algunas zonas de Alemania. No solo se le sigue considerando una figura importante de la navidad, si no que incluso se venden figuritas suyas de chocolate y también miniaturas coleccionables. Vamos, que no creemos que hoy en día asuste demasiado a los niños que se portan reguleras durante el año. Aunque aconsejamos a todos los pequeños que, de ahora en adelante, mejoren su conducta por si acaso…

Krampus, el demonio "robaniños" de la Navidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *